Blogia
"Gente vividora, sin compromisos, y después se quejan,¡no te jode!"

El monte, primera parte.

El monte, primera parte.

Bueno bueno bueno…

Lo primero vamos a poner un poco de música. Tantas historias y tanto tiempo para contarlas. Vamos a ver como encauzamos esto.

Era invierno y hacía frío, pero ¿qué hay mejor que una cerveza fría en una calurosa mañana de navidad?. Pues pensaréis muchos de vosotros mis queridos leyentes que nada. Bien pensado pero una cerveza sin un / unos porros no sienta bien. Es la mejor manera de pasarte el día con una sonrisa en la boca.

Desayuno: un porro y una cerveza. Era la época del BOOM del fútbol y estos deportes de riesgo, pero nosotros éramos especiales, éramos más conocidos como “el clan del porro”. Más que nada porque siempre que nos veían estábamos con un porro en la boca.

Los demás niños iban a jugar al fútbol mientras nosotros cogíamos las mochilas llenas de libros (es broma) y nos íbamos al monte a estudiar (también es broma).

 Lo primero que hacíamos era aprovisionarnos. Que bonita palabra. Aquí es donde aparece un personajillo que por sus méritos parece ser que está llegando al karma, “puto karma”.

El tío cogió un altavoz para llevarlo al monte, yo llevaba el compact disc. Me llamaréis antiguo pero de aquella era la tecnología más evolucionada. Me esperaba en la carretera y yo tuve que ir a por marihuana (hummm) y a por el tonto del pueblo para reírnos de él, por eso tarde un poco en llegar. De repente aparece el padre del personaje y ahí lo ve caminando con un altavoz en el hombro de lado a lado de la carretera. Le preguntó a ver que hacía, la respuesta era obvia: “nada papá, aquí esperando a ver si vienen los reyes magos”. El padre sin saber que decir miró al cielo y dijo en voz baja: “En fin, esto es lo que hay”.

Al fin llegué y con el tonto del pueblo con una bolsa llena de marihuana y dice el tonto: “ a donde vamos, hostia los simpsons!”. A lo que le respondí: … Bueno mejor pongo el diálogo.

-         Tonto del pueblo: ¿A dónde vamos?

-         Yo (borracho-drogodependiente): A coger moras al bosque.

-         Tonto del pueblo: Joder tío!, podías haber avisado que vengo con la ropa de los domingos.

-         Yo: Da igual chaval, que lo han asfaltado.

-         Tonto del pueblo: A bueno, entonces vamos.

 

Lo dicho, fuimos al monte, cogimos sitio y pusimos música. Allí estábamos a la sombra de un pino, solos, la música no sonaba pero a fuerza de fumar si que sonaba en nuestras cabezas. El sol cada vez se hacía más molesto y cada vez pesaba más la cabeza. De repente oigo un ruido más allá de los arbustos y me da por abrir los arbustos y asomar un ojo. Ocurrió como en las películas pero en vez de aparecer la cabeza de un lobo apareció la cabeza de un chavalito cuyo nombre no voy a decir.

Bueno la tarde estaba consumida y fuimos bajando poco a poco para no caernos, más que nada porque teníamos demasiada hambre como para seguir fumando.

De camino a casa inventamos un juego, en el trayecto de dos kilómetros más menos dijimos todas las palabras que empiezan por “i” que se encuentran en el diccionario y algunas que ni siquiera existían, pero éramos felices.

Claro, que más podíamos pedir, teníamos dos euros en el bolsillo para casi tres cervezas de aquella y una fumada de la hostia.

Lo que viene después está borroso así que paso de inventar tonterías.

Mamá, si lees esto tranquila que es broma eh?

Saludos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

SANDRINA -

BORRRACHIIINN...l día que te vea sobrio victor....algo habrá cambiado en el mundo :S pásalo bien!!!besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres