Blogia

"Gente vividora, sin compromisos, y después se quejan,¡no te jode!"

Derrame alcohol.

Derrame alcohol.

Hola amigos. La siguiente historia es de esas que se cuentan a los niños para evitar que ellos lo repitan. Ayer me encontré a un matrimonio por la calle con dos niños, y le dice la madre al hijo: - Mira miguelito, si fumas vas a acabar como ese pobre chico.

El caso es que el viernes fui a un derrame rock. Habria llevado la guitarra si no me hubiera dicho mi madre: "Hijo, tu serías un buen cantante de no ser por la voz". Aún recuerdo esas duras palabras. Di que yo le recompsé diciéndole lo de: "mamá mamá, yo estoy bien, pero entre las drogas, el alcohol y la puta del final (130 euros) me he gastado el sueldo del mes mío, y el de papá". Bueno dejémonos de rollos y vamos a lo importante. Era viernes creo, las 5 de la tarde, el bosque estaba lleno de gente con las tiendas de campaña y bebida, mucha bebida.


Tres horas más tarde ....


Eran las 8 de la tarde, yo estaba tirado al pie de la tienda de campaña, me faltaba un solo trago para el coma etilico, intenté arrastrarme por el suelo y chupar un poco de la botella pero dos ángeles recién caídos del cielo me lo impidieron y me metieron a la tienda para que durmiera. 

Al día siguiente uno se levanta con el estomago que parece una labadora y no se me ocurre otra cosa que echar una pastilla de la alergia en la litrona y tragarmela. "los vecinos" no se lo podían creer. Se pensaban que era una especie de extraterrestre, uno se llegó a pensar que yo era el espíritu santo y que me habían enviado para acabar con todo lo malo del planeta tierra, lo que no bebia me lo fumaba. Bueno, pues lo primero que hice fue beber bastante agua y sentarme en la pradera. Me acuerdo de una frase que dijimos: "hoy vamos de tranquis para aguantar hasta el final".

 

Dos horas mas tarde  ...

 

Abro un ojo y escucho: "¿Bueno, empezamos a beber?" Yo ya casi no me tenia en pie pero me levanté como pude, cogí una garrafa que tenian allí unos tipos y les dije: "voy al pueblo a por agua" (5 km ida, 5 km vuelta). Y sí, el agua estaba rica pero pillé una pequeña insolación que me dejó k.O.  Al poco rato fuimos a beber por los bares y todo lo demás está un poco borroso. Supongo que iríamos a cenar a un restaurante de tres tenedores y que estuviéramos charlando de la subida de la bolsa con unos ejecutivos de New York.

Cuando me levanté llamé a mi madre ...

- Mamá tengo una buena noticia y una mala.
- Dime hijo dime.
- Una es que estoy bien.
- ¿ Y la buena ?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Soy un borracho?

¿Soy un borracho?

 Así suelo ver a las personas la mayor parte del tiempo ... 

Andaba solaaaaa, no sabía a dónde ir, por las acerassss, y yo cruzandoooo, el invierno sin sentir, naufragando, por aquí. En fin, que canción tan preciosa. Últimamente todo lo veo bonito, hasta mi cara. Madrugo todos los días para poder estar más tiempo mirándome al espejo jijiji.

Estoy triste. Creo que la gente piensa que tengo adicción al alcohol. Algo muy triste en alguien tan jóven y guapo como yo. El otro día mismamente no se que hostias cené que me sentó como una patada en el culo con una zapatilla de acero y una punta en la puntera. Sabía que si pedía una cerveza reventaba, entonces pedí dos. Es broma, pedí una cocacola...

- Yo: oye jefe ponme una cocacola de esas.

- Camarero: venga ... ahora en serio, ¿cerveza o cubata?

- He dicho que una cocacola.

El camarero todo sorprendido me puso la cocacola y se puso a tocar la campanilla esa que tienen para cuando le dan una propina. Yo estaba convaleciente en la barra y blanco porque me quedaba poco tiempo para vomitar. La campanilla sonaba y sonaba y yo acojonado acurrucado en la barra, toda la gente me miraba. Decía que era un hecho histórico, de 10 años que llevo yendo al bar nunca había pedido nada sin alcohol. Luego al salir yo salió el camarero detrás y me dice: "¿por qué has pedido eso? ¿estás enfermo?". A lo que yo le contesto con una vomitona encima de sus zapatos y le digo: "por esto".

Yo pensaba que era un caso aislado pero hoy mismamente voy a otro bar y pasa esto:

- Yo: ponme una manzanilla.

- Camarero Gilipoyas: ¿Con orujo mezclado?

- Yo: Tu puta madre en bicicleta, ¿me ves cara de borracho?

- Camarero: SI.

Y ná, fui al baño a mirarme al espejo y claro que tenía cara de borracho. Ayer bebí, bebí y bebí y aún no me he acostado. Cuando salí del baño le di la razón y le dije: cuando leí que beber era malo, dejé de leer...

Mis amigos los troyanos.

Mis amigos los troyanos.

Sin comentarios.

Sin título, ¡A TOMAR POR EL CULO!

Sin título, ¡A TOMAR POR EL CULO!

Pufff, mañana de lunes, abro los ojos y en un primer momento lo veo todo borroso, poco a poco se va aclarando todo y veo que son las 4 y media de la tarde y casi no puedo respirar por el olor a alcohol que hay en la habitación. Es que claro, el día anterior debió de ser bestial. Salgo de la habitación y ocurre esto:

- Yo: hey

- Mamá: mira esta animación de Bush :P. Hola hijo, ¿qué tal ayer?

- Yo: bien creo, ¿por?

- Por nada, da igual.

Entonces entro al baño y estoy media hora chupando agua del grifo, me visto, como y otra vez a beber por ahí. El en primer bar que fuimos resulta que teníamos hecha una porra y la habíamos ganado, eso redondearía la noche.

Luego entramos a un bar desconocido, tal fue nuestra sorpresa que estaba lleno de negros y negras (no soy racista, solo homófogo) y tenían una juerga montada increíble. Pero claro ves a 20 negros bailando y que casi no se tienen en pie y dan un poco de miedo, por lo tanto bebimos la birra de un trago y escapamos.

El siguiente sitio ya era una pedazo discoteca donde ya íbamos a acabar la noche. Llegó un momento en que apenas veíamos y nos subimos al escenario a darlo todo. De repente una bella dama aparece a lo lejos, ella me mira, yo le miro, ella me guiña un ojo, yo pongo cara de cordero degollado (como el gatín de shrek, véase imagen adjunta (no se porque coño me sale esto en rojo)), ella se acercaba lentamente y yo mientras pensando que soy la persona con más suerte del mundo, HE LIGADO! La dulce dama sube las escaleras del escenario y me mira a los ojos y me dice: "joder tíiiiiiiio, que raro eres!. Y coge y se va...

Después de esa decepción pasaron ciertas cosas que no voy a contar, solo voy a poner el diálogo que tuve con mi madre cuando llegué a casa.

- Yo: Mamá, mamá tengo una noticia buena y una mala. La buena es que gané 100 euros en la porra.

- Mamá: ¿y la mala hijito?

- Yo: Que me lo he gastado todo en putas.

 

Buags!

Buags!

Oyes un ligero ruido, entonces abres un ojo esperando que sean los reyes magos que por fin te regalan esa guitarra que llevas pidiendo desde que tenias 7 años … pero no, es tu madre que entra a tu habitación a abrirte la persiana y la ventana porque dice que hueles a alcohol que jodes. Tú te quedas un rato pensando en como llegaste a casa el día anterior. Haciendo memoria recuerdas más o menos lo vivido pero con ligeras lagunas…

 

Ya se que no viene a cuento pero un día de Navidad de hace unos años ocurrió esto…

 

Era época de exámenes y como unos buenos estudiantes nos poníamos ciegos a porros para asimilar los suspensos. Como otro día cualquiera me levanté a las 10 para ir a clase, desayuné, me lavé, preparé la mochila (la llené de litronas Mahou), lié los petas y llamé a mi amigo más que nada para no emborracharme solo … ).

Sí, estamos enfermos pero al menos lo reconocemos. La hora de partida fue las 11 de la mañana. Había una carpa con bebidas y música, mujeres a mansalva, teníamos porros, éramos jóvenes ...  lo teníamos todo.

El día empezó relajado hasta que empezamos a fumar porros uno detrás de otro. A las 5 de la tarde yo tenía los ojos como dos bubillas (véase foto adjunta). Llegó un momento que de tanto porro sufría alucinaciones. Nos quedamos callados un momento y de repente se me ponen las pupilas enormes y digo: “hostia!, un tío con un contenedor en la boca”. Entonces se hizo un silencio y a continuación una serie de carcajadas por parte de los integrantes de la banda, los lyon-kings nos llamaban.

De repente me dice mi amigo ...

- Amigo borracho: Vamos pa casa.

- Yo: ¿Por qué?

- Buaaaaaaaaagsssss  (vomito) , por esto.

Así que cogí el coche y regresamos a nuestro hogar. Entonces timbro al timbre y …

 

-         Padre: ¿Qué pasa hijo?

-         Yo: Na … que te tengo que dar una buena noticia y una mala. La buena es que no me pilló la policía y la mala es que con el ciego que traigo te estampé el coche contra la pared del garaje y no soy capaz a meterlo … ¡Pero a mi no me pasó nada eh!

El moroso muerto.

El moroso muerto.

Bueno, bueno, bueno… Hacía mucho tiempo que no me pasaba por aquí. Incluso se me había olvidado que tenía un blog. La verdad es que yo solo escribo en dos ocasiones: cuando llueve y cuando no llueve. Pero también se tiene que dar la circunstancia (no sé si es con “n” pero queda de puta madre) de que el día anterior halla bebido y tenga una resaca de campeonato.

Hoy es un día de esos, te despiertas a las dos de la tarde tirado en la cama boca abajo con los zapatos de charol puestos, el jersey tirado en medio de la habitación, una pica de un cigarro en la oreja y un olor a alcohol que si entra alguien con la gripe se le mueren todos los virus en el instante. Bueno, te intentas levantar y apenas ves del mareo que tienes, además del dolor de barriga, los ojos rojos y muchas ganas de agua. En ese momento te prometes a ti mismo que nunca más vas a probar el alcohol pero llega “la hora del café” y que pides en el bar, pues una ceveza joder.

Bueno a lo que iba., hace muchos años yo tenía un amigo (ha muerto) que se creía el rey del mambo. Él me dio mi primera calada de un porro, me invitó a la primera cervecita, ALABADA SEA SU PUTA MADRE!.

La verdad es que no le guardo mucho rencor. Al final Dios siempre nos pone donde debemos estar, y ha decidido su lugar, “bajo tierra”.

El caso es que un día estábamos jugando la partida de cartas cuando de repente me suena el teléfono. Os pego la conversación:

-         ¿Digamelonnnnnn?

-         Soy la madre de “Rafael”, mi hijo ha muerto.

-         No me jodassssssss, que mañana tenemos el torneo de tute.

-         Pues no va a poder ser…

  

En fin, otro año me quedé sin torneo. Además el chico este me debía una suma importante de dinero. Por pitos o por flautas no me lo había dado y yo sin ese dinero no que me quería quedar.

Al día siguiente fuimos al entierro con trajes negros y gafas de sol, parecíamos los de men in black pero en la versión fea. Cuando se acababa el funeral salió un tío suyo y le dedicó unas palabras. Yo me había fumado un porro antes y dije: ésta es la mía.

Agarré el micro y dije estas palabras: “Queridos hermanos, hoy estamos aquí para despediros de este gran hombre, pero en realidad yo he venido a decirle a estos señores que su hijo me debía pasta, y creo que el ya no podrá dármela en mano. Ai, menos mal que la puerta estaba cerca si no me matan allí.

Bueno por hoy lo dejamos que es como una pequeña toma de contacto para agilizar las neuronas.

 

contador

contador de visitas
contador de visitas

Expedición

Expedición

En un lugar de León, de cuyo nombre no quiero acordarme (Benavides de Órbigo), vivía un rucián y su perro, dos caballos y un cangrejo.

 

El verano llegaba a su fin, y aún nos quedaban muchas aventuras que correr. En esas épocas no habíamos conocido esas cosas tan maravillosas como son el alcohol y las drogas. Así que teníamos que inventar algo para no aburrirnos.

 

Empecemos… (perdonen un momento, un tarado me ha abierto conversación en el Messenger). Ya estoy, mirad, no tiene desperdicio.

 <º(((-<   ...será mejor así dice:wait 

<º(((-<   ...será mejor así dice:algo así decía ful un día 

<º(((-<   ...será mejor así dice:con los borrachos 

<º(((-<   ...será mejor así dice:no hay q meterse con ellos 

<º(((-<   ...será mejor así dice:xq al día siguiente sólo les queda el dolor de cabeza después de haber estao bebiendo toda la noche sólo xa tener entretenido al personal 

<º(((-<   ...será mejor así dice:entonces 

<º(((-<   ...será mejor así dice:pod´ria ser

Tus ojos son muy bonitos pero no los envidio porque no pueden ver el culo que ven los míos. dice:jajajajajajajaj 

<º(((-<   ...será mejor así dice:todos sabíamos q estaba mal de la cabeza y era un poco jilipollas 

<º(((-<   ...será mejor así dice:pero no c lo decíamos ni nos metíamos con él xq x lo menos nos hacía reir

Tus ojos son muy bonitos pero no los envidio porque no pueden ver el culo que ven los míos. dice:jajajajaja

Tus ojos son muy bonitos pero no los envidio porque no pueden ver el culo que ven los míos. dice:puedo meter esta conversacion? 

<º(((-<   ...será mejor así dice:era un buen amigo

Tus ojos son muy bonitos pero no los envidio porque no pueden ver el culo que ven los míos. dice:quedaria chapeau!  

<º(((-<   ...será mejor así dice:no

Posdata: el individuo no está borracho.

 

Bueno por donde íbamos, ah sí, el monte. Fue una expedición rara, diferente a las demás. La bestia siempre al acecho, en cuanto alguien se despistaba … ZAS! , mordisco en el cuello.

El caso es que estábamos en el monte y para no perder el rastro fui meando por las piedrecitas, pero yo no contaba con que se iba a secar. Al cabo de un rato nos dimos cuenta de que nos habíamos perdido. Yo era presa del pánico y a consecuencia de ello sólo se me ocurrió comerme las hiervas del suelo, de ahí viene mi afición a la Marihuana.

La noche estaba cayendo ante nuestras cabezas y de repente dice uno:

-         (pardillo subnormal): Menos mal, esto me suena, ¡Estamos salvados!

-         (rey mago): Pero vamos a ver tonto laba, ¡¿Cómo no te va a sonar si llevamos dos horas andando en círculo?!

 

Bueno en realidad no era un rey mago, pero me abruma su parecido a Gaspar. El final lo dejo a vuestro gusto, pueden ustedes opinar.

El monte, primera parte.

El monte, primera parte.

Bueno bueno bueno…

Lo primero vamos a poner un poco de música. Tantas historias y tanto tiempo para contarlas. Vamos a ver como encauzamos esto.

Era invierno y hacía frío, pero ¿qué hay mejor que una cerveza fría en una calurosa mañana de navidad?. Pues pensaréis muchos de vosotros mis queridos leyentes que nada. Bien pensado pero una cerveza sin un / unos porros no sienta bien. Es la mejor manera de pasarte el día con una sonrisa en la boca.

Desayuno: un porro y una cerveza. Era la época del BOOM del fútbol y estos deportes de riesgo, pero nosotros éramos especiales, éramos más conocidos como “el clan del porro”. Más que nada porque siempre que nos veían estábamos con un porro en la boca.

Los demás niños iban a jugar al fútbol mientras nosotros cogíamos las mochilas llenas de libros (es broma) y nos íbamos al monte a estudiar (también es broma).

 Lo primero que hacíamos era aprovisionarnos. Que bonita palabra. Aquí es donde aparece un personajillo que por sus méritos parece ser que está llegando al karma, “puto karma”.

El tío cogió un altavoz para llevarlo al monte, yo llevaba el compact disc. Me llamaréis antiguo pero de aquella era la tecnología más evolucionada. Me esperaba en la carretera y yo tuve que ir a por marihuana (hummm) y a por el tonto del pueblo para reírnos de él, por eso tarde un poco en llegar. De repente aparece el padre del personaje y ahí lo ve caminando con un altavoz en el hombro de lado a lado de la carretera. Le preguntó a ver que hacía, la respuesta era obvia: “nada papá, aquí esperando a ver si vienen los reyes magos”. El padre sin saber que decir miró al cielo y dijo en voz baja: “En fin, esto es lo que hay”.

Al fin llegué y con el tonto del pueblo con una bolsa llena de marihuana y dice el tonto: “ a donde vamos, hostia los simpsons!”. A lo que le respondí: … Bueno mejor pongo el diálogo.

-         Tonto del pueblo: ¿A dónde vamos?

-         Yo (borracho-drogodependiente): A coger moras al bosque.

-         Tonto del pueblo: Joder tío!, podías haber avisado que vengo con la ropa de los domingos.

-         Yo: Da igual chaval, que lo han asfaltado.

-         Tonto del pueblo: A bueno, entonces vamos.

 

Lo dicho, fuimos al monte, cogimos sitio y pusimos música. Allí estábamos a la sombra de un pino, solos, la música no sonaba pero a fuerza de fumar si que sonaba en nuestras cabezas. El sol cada vez se hacía más molesto y cada vez pesaba más la cabeza. De repente oigo un ruido más allá de los arbustos y me da por abrir los arbustos y asomar un ojo. Ocurrió como en las películas pero en vez de aparecer la cabeza de un lobo apareció la cabeza de un chavalito cuyo nombre no voy a decir.

Bueno la tarde estaba consumida y fuimos bajando poco a poco para no caernos, más que nada porque teníamos demasiada hambre como para seguir fumando.

De camino a casa inventamos un juego, en el trayecto de dos kilómetros más menos dijimos todas las palabras que empiezan por “i” que se encuentran en el diccionario y algunas que ni siquiera existían, pero éramos felices.

Claro, que más podíamos pedir, teníamos dos euros en el bolsillo para casi tres cervezas de aquella y una fumada de la hostia.

Lo que viene después está borroso así que paso de inventar tonterías.

Mamá, si lees esto tranquila que es broma eh?

Saludos

¿Pero me trajiste cerveza?

¿Pero me trajiste cerveza?

Bueno amigos, aquí estamos otra vez. Un día como hoy hace dos años...

Era una mañana soleada de un día lectivo. Joder!, casi daba pereza ir a por las litronas al super. Pero claro, como íbamos a pasar un día sin cerveza. Además, con los porros se te reseca mucho la garganta. Lo que hicimos fue hecharlo echarlo (por si acaso lo escribo dos veces) a suertes a ver quien bajaba. Como de costumbre me tocó a mí.

Me puse las gafas de sol y salí a la calle. Parecía que salía de un zulo. Normal, no había salido de casa en toda la semana. Bueno ya teníamos aprovisionamiento de birra para un par de horas al menos. Y que conste, no bebemos porque somos borrachos, bebemos porque tenemos sed.

La tarde fue pasando y el piso de gente se fue llenando. Joder un pareado, bueno el caso es que se nos fueron agotando las cervezas. La fiesta estaba montada y una fiesta sin alcohol no es una buena fiesta. Entonces llamamos al compañero de piso que estaba en la calle para que nos trajera provisiones, cerveza básicamente y una bolsa de patatas para compensar el hambre que dan los porros.

Teníamos de todo: porros, música a tope, un ordenador para jugar, y una charla amena. Al rato llega el compañero de piso y dice (diálogo con otro integrante del piso):

- (suena el timbre) ¿Quién es?

- (voz de incentidumbre) Abre que soy yo joder.

- Contraseña:

- Tu puta madre en bicicleta. Abre hijo de puta.

Entonces abre la puerta y el otro entra escopetado y dice:

- Me acabo de encontrar con el vecino y me dijo que estábais dando muchas voces y había llamado a la policía. La que se nos viene encima...

Hubo un momento de silencio y tras unos segundos de incentidumbre sin saber que decir nadie pensé que esa era la mía y dije:

- Bueno, ¿Pero me trajiste cerveza?

 

 

Jodida guarrilla.

Jodida guarrilla.

Iba a contar lo que pasó ayer por la noche pero la verdad que no me acuerdo de nada. Sólo sé que le dije a uno, oye que tal ayer de fiesta que me dijeron que te vi. Para decir eso no vale cualquiera. tienes que tener estilo y saber quedar como un puto borracho guión yonkarra. Bueno a mitad de la noche más o menos estaba en el local fumando porros y bebiendo alcohol, lo normal, y vino el camarero a ofrecerme un trabajo. ¿Pero tan mala pinta tengo?.

Y bueno siempre hay y típico ingrato  )que bonito palabro por cierto, no se que significa pero queda bien(   que quiere hacerse el listiyo pero si tú vas preparado le puedes soltar  " Podemos jugar a los simpsons, yo hago de homer porque bebo mucha cerveza y tu haces de krusty por lo payaso que eres". Plas!, ahí le has dado, el tío no tiene más remedio que agachar la cabeza y marcharse.

Luego está la típica guarrilla que viene y quiere que la invites a una copa, entonces le dices "como la tengo pa la edad que tengo". Si te pregunta cuándo es tu cumpleaños ahí la respuesta ya cambia. Tienes que decirle: No sé cuando será, no porque no me acuerde de la fecha sino que para esos tiempos igual ya me habría consumido el cerebro la ketamina. En ese momento es cuando ya la espantas.

Bueno por hoy valió. Por lo que véis la guarrilla suele ser fea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Artículo informativo.

Artículo informativo.

Bueno amigos debido a problemas tecnicos se me han borrado parte de las historias. No sé si habrá una mano negra detrás de esto pero ahora ya he guardado todas mis historias. Quiero pedir perdón desde aquí a aquella gente que se siente implicada puesto que había dejado su comentario desinteresadamente y de repente se lo han llevado los demonios.

De paso aprobecho para saludar a mi mamá que me estará leyendo (espero que no sea cierto), : "Hola mamá!, todo lo que sale aquí es ficticio así que no hace falta que vallas pidiendo hora en el proyecto hombre ni nada por el estilo.

Comentemos la foto. Sucio ingrato!. Iba a llamarle asqueroso mono de mierda pero en este blog no pienso hacer apología del racismo. La historia de éste personaje es la siguiente. Cuando era pequeñito estaba en la selva cazando leones para poder sobrevivir. Entonces llegó un ángel, ese angel se llamaba "Real Madrid". El chico se le veía muy amañoso para la caza del león y alguién pensó, "si sabe cazar leones por qué no va a saber jugar a fútbol.

Entonces lo cogieron y lo trajeron para España como hacen con todos los extrangeros que no tienen trabajo. Bueno el caso es que el Etoo se dio a conocer en el Madrid. Nunca entenderé porque el Madrid se deshizo de él pero bueno eso es cosa de ellos. El caso es que gracias al Real Madrid el etoo (lo pongo con mayúsculas porque ese personaje no merece ni el agua que bebe) se hizo millonario. Ahí lo tienes trabajando 0 horas a la semana y tocándose los huevos todo el día y cobrando en un día más que yo en un mes. Bueno este ejemplo no vale que yo tampoco doy palo al agua pero por lo menos no salgo en la tele.

Pues una vez este "engendro de javalí", pido disculpas a los javalís javalíes (como se escriba) por si he ofendido a alguno. Bueno sigo, pues el susodicho se puso a insultar al Real Madrid. Sin comentarios.

En otra ocasión estaba jugando un partido y le hacían gritos de mono. El tío quería abandonar el campo. Pero hijo de puta, que estás cobrando más de 1000 millones al año!.

 Última replica. El otro día el señor Raijart, o como se escriba, lo mandó salir al campo y se negó. A continuación en vez de pedir perdón se puso a rajar del club, incluyendo al entrenador, a parte de los jugadores y a parte de la directiva. ¿Y que hicieron?. Pues en vez de echarlo a la puta calle le lamieron el culo. Así es el Barça, siento a quien se sienta ofendidos pero son unos lameculos y por ganar títulos pues son capaces a hacer lo que esté en sus manos como comprar al árbitro por ejemplo.

Mañana más.

¡Pum!,ostiazo.

¡Pum!,ostiazo.

No se como empezar a contar ésto. Más que nada porque no me acuerdo ni de la mitad de las cosas. Empezaremos diciendo que era jueves. Y como cualquier otro jueves de aquel año nos centrabámos en beber. Muchos días no aguantaba ni hasta las diez de la noche en pie pero ese día precisamente me mantuve fuerte y bebí un poco menos para poder salir de fiesta.

Veamos, ésto es algo díficil de contar. Iba a decir que estábamos borrachos pero eso sobra creo. El caso es que entramos al danzatoria a "tomar algo". Tomar algo en nuestro lenguaje significa "beber hasta la primera arcada, luego paras un poco, y luego vuelves a beber". Estuvimos allí un rato y al salir yo ya tenía mis ojos característos, rojos como tomates, es decir, que ya me reconocía la gente, ya era yo. Salíamos rápido y yo iba el primero. Al lado de la puerta hay un cristal. Allí estaban los porteros, yo confindí el cristal con la puerta y ¡Pum!,ostiazo. Caí al suelo y me dice el portero: tranquilo que esto suele pasar, es que tenemos el cristal muy limpio y apenas se ve. jijiji. ¡Qué hijo puta!, encima de cachondeo. Menos mal que no me vio apenas nadie, solo toda la gente que estaba fuera y todos los del local que no eran pocos.

"Rutina"

"Rutina"

Bueno, otra vez éstamos aquí.  En fin, 1 de Febrero. La fecha límite se acerca. Me refiero a que se acaba el curso. Pero no pensemos en ello, es mejor recordar los viejos momentos en los que la única preocupación era la de sobrevivir cada día y que no nos faltara nuestra dosis.

Un día estaba yo durmiendo y oigo como se abre la nevera y me dice mi amigo...

- Amigo: Oye que llamaron los vecinos diciendo que nos habían denunciado por armar jaleo, y se han acabado las litronas.

- Yo: ¿Cómo?. ¿Qué se han acabado las litronas?. No me jodas si quedaste tú en reponer ésta semana.

(Fin de la conversación).

Nos pusimos las botas de arar y salimos a la calle. Era viernes y no salíamos desde el domingo de casa. El sol nos dañaba las pupila, parecía que habíamos estado en un jodido zulo. Compramos la cerveza y para casa de nuevo.

Esta historia no tiene mucho más, es algo sosa. Luego fuimos al Tino´s, una famosa cervecería de León, a emborracharnos como perras y cuando llegamos al piso nos pusimos las zapatillas de andar por casa. En ese momento nos dimos cuenta de que no teníamos tabaco. Recorrimos 3 manzanas para ir al bar con las zapatillas de andar por casa, que por ciero, estaba nevando. En fin, todo cosas normales.

 

"El vertedero municipal"

"El vertedero municipal"

Ains, que suspirin. Me acabo de comer un platao de macarrones y estoy lleno, así que pensé: que mejor que ponerme a escribir! Lo malo es que solo tengo 10 minutos para escribir esta historia así que perdonen ustedes por las incorrecciones, escribiré según me salga del corazón. oooohhhhh que potito! . Parece que todo vuelve a su cauce. En fin, volvemos al pasado:

Era una calurosa mañana de navidad. La cerveza fría corría por nuestras venas y el humo de los porros inundaba nuestros corazones. Éramos como una gran familia. Era un piso pequeño pero allí nos reuniamos cada día gente de todas partes y de todos los colores, lo de los colores es por la mierda que tenían algunos. Un día entré a mi habitación y habia un tío sentado en mi cama y otro comiéndome las galletas y me dicen: "Hola, ¿qué tal?". No supe que responder, les di la mano y me fui al salón, que por cierto, era un salón de un metro cuadrado. Allí se hacían unos submarinos de puta madre. ....  Han llamado a la puerta y me han cortado el rollo. Me caguen su puta madre!. El caso es que llegó un amigo con la mochila llena de cervezas y los bolsillos llenos de marihuana. Nos esperaba una buena fiesta.

Os voy a describir como estaba mi habitación para que os hagais una idea. Era pequeña, tenía un ordenador con mando, un teclado inalámbrico y una foto de mi queria amada, María. Me refiero a la marihuana, no seais ignorantes. Éramos tres, la fiesta ya estaba montada. Empezamos a las 4 y a las 8 estábamos ya perdidicos. De repente suena el móvil de uno y eran dos amigas que se estaban meando por la pata abajo y venía al piso a mear. Oh my god!. Pensáreis, que bien, dos chicas que van a mear a mi casa. Pero no tenia nada de bueno. El suelo de la cocina estaba negro, el water llevaba sin limpiar desde el día que alquilamos el piso, en mi habitación había una pila de bolsas de basura que casi llegaba hasta el techo y el suelo estaba lleno de cacahuetes machacados. Y por no decir el ciego que llevábamos.

Yo le dije al otro que no salía de la habitación, que les dijera a las mozas que estaba solo en casa. El otro individuo quedó conmigo en la habitación. Nos sentamos en la cama y el cogió el teclado en la mano y yo el mando y apagamos la luz. También apagamos la pantalla. Yo había perdido la noción del tiempo. La puerta la habíamos cerrado pero se oía todo lo de fuera. Entraron las chicas y dice una: "Hostia. que olor a porro cabrones!". Y dice el chico, venid que mis amigos están en esta habitación. Entonces nos abrieron la puerta, que momentazo. Me gustaría haber parado el tiempo y haber echo una foto. Toda mi vida pasó ante mis ojos. Según abren la puerta se encuentran con dos colgados mirando para una pantalla apagada y con el mando en la mano.,la pila de bolsas de basura y un olor a porro que flipas. Cuando nos vieron los ojos dice el otro: "en fin, ésto es lo que hay.

Bueno doy por finalizada esta historia porque tengo que ir a clase, pero podemos considerar este momento mi vuelta a las paranollas.

"Rechulo"

"Rechulo"

Era pequeño, tenia cinco duros en el bolsillo y de aquella se empezaba a fumar porros a los 14 años en vez de a los 10. Yo tenía 13 años y estaba limpio, y digo limpio por dentro, pulmones y esas cosas porque creo que hacia que no me duchaba más de un mes. Bueno que me sentía grande. Era una tarde soleada, las chicas enseñaban sus escotes, yo era joven, tenia cinco duros de los de antes, ¿que es lo único que podía hacer?. Fardar! Me puse mi trajecito de la comunión, un sombrero de capa ancha y a fardar. Como mi madre no me dejaba fumar puros cogi el cacharro de las pompitas ya alé, a fardar. Me sentía el amo del mundo. Las chiquillas me miraban con cara de asombro. Yo pensaba que me miraban así por lo guapo que soy y esas cosas, pero por dentro sabía que lo hacían porque me quedaba la ropa ajustada y por la "cagaleta" de gato que llevaba en el zapato, y eso lo digo por no decir que era una "moñiga de caballo echa en plana fase de descompisición". Nah!, quedaros con lo del gato. Y bueno yo seguía caminado. Ya había tenido mi minuto de gloria pero nada más que me vio mi padre con esas pintas me dio una hostia y pa casa llorando. Pero bueno no me arrepiento, lo único de que me arrepiento es de no haber tenido unas bonitas gafas de sol. Bueno y lo de no haber empezado a beber antes pero eso es otra cuestión.

"Control de alcoholemia"

"Control de alcoholemia"

Esta historia data de cuando Jesucristo tenía el pelo corto por lo menos. Era jóven, ganas de fiesta, tenía dinero en el bolsillo y una moto. ¿Qué más podía pedir? ¿Una mujer?. No, alcohol. La cuestión es que nos fuimos a beber. Hicimos una peseta, ese juego de beber hasta que casi revientas o revientas literalmente. Ese día no reventamos pero bebimos bastante y casi salimos tambaleando del local de alterne. Digo de alterne porque es una palabra bonita y que suena bien, por no decir que era un antro de mala muerte. Cogimos las motos y alé, de fiesta a carrizo. Todo era perfecto hasta que a medio camino se nos cruza la benemerita, los verdes, los malos, como quieran ustedes llamarlos. Entonces sacaron los tubos para hacer la alcoholemia. Yo en ese momento pensé: estoy perdido, tengo que hacer algo. Cogí el tuvo y sople fuera pero el guardia civil se dio cuenta. Debía de ser el único guardia civil con un mínimo de inteligencia. No me quedó más remedio que soplar dentro, después de tres intentonas acerté con el ahujero y rocé el límite de lo permitido y me dice, cuánto has bebido?, a lo que le contecté: na, solo un cachi. Y bueno nos dejarón seguir. Ya estaba superado el obstáculo y nos fuimos a beber para olvidar ese pequeño percance. Y bueno no sigo contando porque todo lo demás está borroso. La moraleja de ésto es: "Si bebes que conduzca el otro"

Posdata: Ésto era uno que toca una mierda de perro y dice: está caliente, eso es que está reciente y coge y se la come.

La bestia inmunda.

La bestia inmunda.

Hace 500 años en algún lugar de La mancha ... no se lo que estaría pasando pero hace 6 años en mi pueblo pasaba ésto.
Había dos bandas claramente diferenciadas. Al principio yo estaba en la de los malos. La bestia era nuestro lider, yo era un simple colaborador. La bestia nos instruia con sus clases de artes marciales y con meditaciones a la luz de la luna. Todos los días ibamos al monte a prepararnos por si había una ofensiva. A veces acabábamos alguno sangrando pero nunca nos molestó, eramos una banda. Poco a poco fuimos aprendiendo más a usar las armas. Teniamos las armas de las tortugas ninja. Unos luchacos, espada, un palo y no se que más. Yo en el fondo era de la banda de los buenos pero solo estaba únido a la bestia para aprender más. Si no puedes derrotar a tu enemigo únete a el. Yo tenía en mi cabeza todos los planos del piso franco, todos lo métocos de ataque, lo pensamientos filosóficos de la bestia, etc. Fueron pasando los meses y me gané su confianza, ya estaba preparado para derrotarlo. Un buen día saliamos del colegio y me dice la bestia: "actuemos". Entonces fuimos a un callejón y amarré a uno y mientras yo lo agarraba la bestia lo linchaba. Éramos los putos amos. Teníamos el pueblo dominado. Le quitábamos el bocadillo a los niños más pequeños, luego se los teniamos que dar a otro abuson mas mayor pero bueno... Por fin llegó el día. Llegue a casa y me puse un chaleco (imitación antibalas) debajo del jersey y salí a cazar bestias. La noche anterior había ido a robar los luchacos al piso franco. Junté un grupo de 5 personas y fuimos a por ellos. Yo me había cambiado de bando. Cuando vi a la bestia la mire a los ojos y empezamos a luchar. Fue una lucha intensa cuerpo a cuerpo. Olia a triunfo pero a las dos horas o así llegué a casa con la ropa destrozada y lleno de moratones. Otra vez será.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"Martini vocka"

"Martini vocka"

En esta historia éramos jóvenes todavía. Era época de fiestas. Hacía calor por lo tanto era un peligro salir a beber. Salimos por la tarde con las carrozas y empezamos a beber alcohol que nos daban de una botella, a saber lo que sería. Era un día de esos de llegar a cenar boracho, ducharte y salir otra vez a beber. A las 10 de la noche ya estaba en la barra de nuevo con mi amiga la cerveza. Luego empezaron los cubalibres, los bailes raros, etc... La noche fue pasando hasta que ocurrió una desgracia. Cuando ya estábamos mamaos como perras aparece uno con un vaso y dice: a que no bebeis ésto. Entonces con aires de grandeza y a la vez chulería le dijimos que pidiera dos. Cuando lo fui a coger de la barra nada más tocar el vaso reventó de la fuerza que tenía pero en vez de acobardarme y pasar de ello le dije al camarero que pusiera otro igual porque quería que me reventara en el estomago. Dicho y echo, a los diez minutos me encontraba tirado en los sofás de la discoteca mirando a no se donde. Todo me daba vueltas, fue increible. Lo malo fue al día siguiente cuando me dice mi madre: ayer measte en todos los sitios menos en el water. xd

"Los malos"

"Los malos"

Era una calurosa mañana de invierno. Los adultos comian turrón de chocolate, los jóvenes en cambio se fumaban el chocolate. El día estaba ya planeado: comprar cervezas por la tarde y beberlas por la noche. Llegó la noche, entonces llevamos el coche hasta el merendero para poner música y beber las cervezas. Cuando ya llevábamos unas cuantas oigo un coche y le digo al otro: "cuidado que vienen los malos". Entonces guardamos las cervezas y allí aparecieron ellos: los malos, los verdes, los vagos, los (censored)... y pararon. Me pusieron la linterna en los ojos y dice uno: hostia pareces un vampiro. Abrieron el maletero y allí estaban todas las cervezas. Era fin de mes así que tenían que sacar dinero de algún lado para la paga de todos esos vagos. Me mandaron poner todo encima del capó del coche. Con todo quiero decir: cartera con DNI dentro, papel, liadora, grinder, tabaco y mechero con símbolo de la marihuana. Ah, y el pañuelo de los mocos. Me miraron la cartera de arriba abajo. Vieron el DNI y todo y al rato me dan la cartera y me dice uno: "dame el DNI", y le dije: "no lo traje". El muy jipoyas se lo creyó. Yo me pregunto, ¿Para ser guardia civil hay que ser corto de mente o es solo una coincidencia?. Bueno sigamos... El tipo me dijo que le dijera mi nombre y mis apellidos y el nombre y los apellidos de mi madre. Yo me inventé todo y no coincida ningún apellido pero el subnormal de el guardia lo apuntó y se fue. A la semana siguiente le dijeron al que estaba conmigo que me andaban buscando. Estuvieron un par de semanas y como no me encontraban decidí ir yo en su busca. Entonces un buen día me levanté de la cama, me peiné y fui para el cuartel. Me dijeron a ver que hacía allí y yo les dije que me estaban buscando y no me encontraban. Me tuvieron retenido cosa de media hora y me soltaron. Ahora ya me tienen calado y no puedo pasarme ni un pelo.
Moraleja: si eres corto de mente y no encuentras curro siempre te quedará ser guardia civil.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres